8 ago. 2016

Hoy te extrañé, me hiciste falta. No quiero decírtelo pero aquí te lo escribo, por si el destino quiere que lo leas.
Autor Madafacaar.

23 mar. 2015

El nunca correspondido amor de los fuertes por los débiles.


Aunque yo lo llamaría lo que uno hace por amor "sacrificios".

Hasta el fin de sus días Perseo vivió en la creencia de que era un héroe porque había matado a la Gorgona, a aquella mujer terrible cuya mirada, si se cruzaba con la de un mortal, convertía a éste en una estatua de piedra. Pobre tonto. Lo que ocurrió fue que Medusa, en cuanto lo vio de lejos se enamoró de él. Nunca le había sucedido antes. Todos los que, atraídos por su belleza, se habían acercado y la habían mirado a los ojos, quedaron petrificados. Pero ahora Medusa, enamorada a su vez, decidió salva a Perseo de la petrificación. Lo quería vivo, ardiente y frágil, aún al precio de no poder mirarlo. Bajó, pues, los párpados.
Funesto error el de esta Gorgona de ojos cerrados: Perseo se aproximará y le cortará la cabeza.
— Marco Denevi

23 feb. 2015

Sólo un hola...

Y sólo un hola bastó para revivir las mariposa en mi.
Porque no te he dejado de querer.
Porque tus besos quemaron mi piel
porque tus caricias desnudaron mi alma.

Me repito todos los días que estas bien que serás feliz
aunque me duele que no sea conmigo
pero regresas a mi con un hola
y no sé que hacer con todo este sentimiento.

¿Soy tu felicidad? Porque para mi tu siempre provocas alegrías
pero tu ausencia provoca muchas dudas.
Regresas y dices hola y no sé que hacer
si volar a tus brazos o de ti correr.

No revivieron las mariposas pues nunca murieron
estuvieron en capullo por temer a la lluvia de mis lagrimas
¿Vuelvo a ti y me enveneno en tus labios
o muero lentamente por tu ausencia?

Autor: Mariposa Azul
Para: AA


19 feb. 2015

Por salud propia...

Te digo adiós para toda la vida, aunque toda la vida siga pensando en ti...

Me he curado de ti.

"... Y he de decir que me he curado de ti...
este tiempo sin ti, ha hecho quererme más a mi.
Que ya no te busco por las noches bajo mi sabana,
que ya tu aroma no existe más en mi almohada.

Que tu silencio es ya parte del  recuerdo, ese recuerdo
que no me lastima más.
Que lo llevo dentro si... peor no como un espina 
clavada.

Que aprendí a estar sin tí.
que hoy me preguntan y ya no duele... porque al fin
me he curado de ti..."
Gab Cuevas Villagómez

17 feb. 2015

Habla mi ego.

 Recuerdo cuando revisaba el celular cada dos segundos esperando un mensaje tuyo, cuando ponía algún estado en Facebook y esperaba con ansias que lo leyeras dándome por enterada con un like. Recuerdo que llene muchas libretas con poemas que no leíste y todas las madrugadas que enferma de insomnio dibujé tu nombre en el infinito. Me enamoré tanto, hoy me da risa aceptarlo. Era contar las horas para hablar contigo, sentir emoción de verte, olvidar por un instante los kilómetros en los que no estabas y sentir que tus letras me calentaban el alma cuando me decías algo dulce. Al escribir esto descubro que si me hubieses pedido que dejara todo, lo hubiera hecho, yo quería mirar a través de tus ojos, quería oírte hablar a todas horas. Hubiera vivido tu vida, sin poner resistencia y al querer volar pensaría en tu pecho como el cielo. Me ha dado miedo aceptar lo que estoy diciendo, tal vez por eso estamos juntos y aunque a veces sienta dolorcito al tratar de recordad tus ojos y sólo encuentre niebla, empiezo a entender que  siempre me diste armas para no anularme contigo, que al ser libre, me empujaste a la libertad. Te quiero y te llevo conmigo como el amor de todo, sin etiquetas, pero al fin amor...
— Mercedes Reyes Arteaga

19 dic. 2014

Perdona...

Perdona mi estúpida adicción a escribirte sin que me leas, pero sólo quería decirte que me duele tu ausencia.

Autor: anonimo (si alguien sabe de quién son estas hermosas letras por favor decirme)

14 dic. 2014

Te voy a decir algo:

Mi vida se alistó hace rato para hacer maletas
y no será el vierto quien me lleve.
Me iré sin temor, sin detenerme:
por una boca que esté lista, 
por una piel que esté dispuesta,
por otras ansias al tope.

Irma Cristina Cardona Bustos del libro De Amor y Piel Norma Luque.

25 sept. 2014

Fragmentos

"En la noche se producen las cosas más maravillosas y dolorosas: surgen los sueños, se consuma el amor, se saborea el dolor o nos llega la desolación. 
Por eso las noches están destinadas a disfrutarse en compañia o sufrir en soledad."
(Sinfonías perdidas)  Willian Osorio Nicólas 

24 ago. 2014

Te equivocas no siempre he vivido sin rumbo. Hubo un tiempo en que paseaba de tu mano y sabía perfectamente a dónde quería ir.
Edel Juárez

Ganas de ti.

Existen días donde la esperanza es lo único que queda.
Existen días que las ganas de hablarte me mata.
Existen días que muero por saber de ti.
Existen días donde quiero leer una carta tuya
Donde quiero leer un mensaje
Donde entre lineas este oculto un te quiero
Donde digas que me amas
Donde digas te extraño ¿Tu me extrañas?
Espero al leer mi correo encontrar uno tuyo
Espero que lleguen girasoles con tu nombre.
Espero en la puerta que vengas y digas: perdóname. 
Espero en vano, porque yo ya no te intereso.
Porque tú corazón nunca fue mio.
Porque en tu memoria no queda mi nombre.
Pero la esperanza es lo único que queda.
Yo sólo fui una... ¿Qué fui para ti?
Sólo fui la niña de la risa coqueta.
Sólo quedan las ganas de hablarte y saber de ti.

Autor: Mariposa azul
(Para: AA)

13 may. 2014

Por eso nunca dejo de reír.

Días como hoy vuelvo a recordar tu sonrisa y me duele tanto no volver a verte, y recuerdo porque deje de creer en Dios, ¿cómo es posible que un ser tan bondadoso que todo lo puedo y todo lo perdona deje a un asesino, deje que los niños mueran de hambre y te aparte de mi lado? Siempre me lo pregunte y la respuesta no era más que otra, Dios no existe.
Pero hay días en los que vuelvo a creer y creo que un día volverás, te aparecerás frente a la casa, dirás que sobreviste a ese accidente, que te golpeaste muy fuerte la cabeza y que no recordabas nada, hasta que un día los recuerdos llegaron a ti y recordaste a tu familia, pero como no tenías dinero tuviste que ahorrar para comprar un pasaje de vuelta por eso tardaste más y que tenías miedo de regresar y nosotros nos hubieras olvidado de ti. Quiero creer eso, a veces sueño con eso y creo que Dios de verdad existe y esa será su forma de probarme lo equivocada que estaba sobre él.
Pero vuelvo a recordar que Dios no existe y que tú nunca volverás a casa.
Si tan sólo hubiera visto tu cara una última vez, si te hubiera visto en ese ataúd y borrado de mi mente cualquier duda, pero quiero creer, de verdad quiero creer que vives con unos campesinos, que estas sin recuerdos, y un día nos toparemos cuando yo este investigando bosques y al ver mi sonrisa recordarás quién soy, por eso nunca dejo de reír aunque días como hoy el dolor me mata.