23 jun. 2011

Adicción y Veneno

Tú, veneno mortal para una mariposa,
que un día a ti se acerco ingenua de tu aroma;
ahora muere lentamente;
pero encontro el antidoto perfecto a su agonía.
Es tú néctar el antidoto para tú aroma entorpecedor.
Pero engañoso néctar que resulta un somnifero para los sentidos.

Lo encontré en una de mis libretas viejitas yo creo que lo escribí como por el 2007 wooow cuanto tiempo estuvo guardado y me gusto, espero sea de su agrado.

No hay comentarios: